Sed propone un mundo inexistente pero inquietantemente posible. Falta el agua y también las palabras. El control del sistema Quincua se ejerce sobre los cuerpos. Este “nuevo orden” proporciona el agua necesaria para la subsistencia y a su vez domina a la población, manteniendo sus sentimientos sosegados. Para poder lograr un “bienestar emocional” el sistema impone un discurso permitido donde han desaparecido la mayoría de las palabras o se las ha vaciado de contenido. Las palabras permitidas para comunicarse son aquellas que no provocan profundas emociones.

Un grupo de rebeldes pretende recuperar palabras prohibidas para poder sentirlas, pensarlas, decirlas, escribirlas e insertarlas en el sistema. Así se van buscando y encontrando. Ponen en riesgo su vida, pero ¿qué vida puede vivirse cuando la propia identidad está censurada?

De Luz Pearson / Dirigida por Lorena Szekely

Desde el 23 de septiembre, en Espacio Utaki a las 20hs.
Garibaldi 1675, CABA – Tel: 4301-1802

:: CLIC para RESERVAR ENTRADAS